Almohada Viscoelástica

La almohada viscoelástica se caracteriza por su densidad, la cual está proporcionada según los materiales con la que está hecha. Esta densidad es muy particular, dado que tiene la firmeza justa para mantenernos la cabeza y el cuello pero a la vez es mullida, lo que ayuda a relajarnos y a tener un sueño más relajado.

Beneficios de la almohada viscoelástica

-Por el tipo de densidad que tiene que te comentamos, no se apelmaza, es decir, puedes doblarla o ponerle mucho peso encima, que cuando se lo saques, volverá a su forma original sin haber sufrido ninguna modificación en su textura o densidad.

-La almohada viscoelástica es muy practica para transportar, por lo que te contamos arriba, dada a su densidad que hace que no se deforme si se la dobla o se le pone peso, por lo que la puedes guardar en tu maleta o mochila cuando te vas de viaje y usarla donde quieras, ya que una vez que te acostumbras a dormir con esta almohada viscoelástica difícilmente te gusten o relajen las almohadas regulares de los hoteles. No tengas miedo de aplastarla en tu maleta, cuando la desempaques quedará igual que siempre!

¿Sufrís de piel sensible? ¿Tienes alergia recurrente? No debes preocuparte por esto, dado que la almohada viscoelástica fue creada por especialistas que tuvieron en cuenta todos estos factores y es por eso que las almohadas son hipoalergénicas. Incluso, hay algunas que también están hecha con un material que repelen los ácaros.

-Cuando pensamos en una almohada a nuestra cabeza que nos viene la típica almohada rectangular blanca algo mullida, pero ya no, la almohada viscoelástica viene en muchísimos diseños, tamaños y formas, adaptándose a tus necesidades y gustos. Dependiendo para que la quieras, será la forma que tendrá, por ejemplo, la almohada viscoelástica de rodilla es mucho mas pequeña y suele tener una forma de tipo triangular que se ajusta a la forma de las rodillas y piernas, pero si quieres una almohada viscoelástica de cuello, esta será pequeña con forma de semicírculo para una mejor adaptación al contorno de tu cuello.

-La mayoría de las almohadas viscoelásticas vienen con una funda lavable, la cual cuando quieras lavarla solo debes sacarla de la almohada y ponerla en el lavarropas junto a toda tu otra ropa, no lleva ni lavado ni secado especial.

Algunos tipos de almohada viscoelástica

Almohada viscoelástica de rodilla: esta almohada realmente es un antes y un después en tu descanso, al principio puede parecerte raro dormir con una almohada entre las dos rodillas, pero te aseguro que al otro día de haberlo probado, ya habrás notado el cambio. Esta viscoelástica que se coloca entre las rodillas lo que ayuda y hace es alinear naturalmente los huesos de la cadera, quitándole presión a los nervios de la espalda baja. Sentirás alivio y cero tensiones en la zona, lo que hará tu sueño más relajado y reparador. Algo maravilloso de esta almohada viscoelástica es que la forma está adaptada a la fisonomía de las piernas y rodilla, por lo que no te va a impedir darte vuelta de lado para seguir durmiendo o cambiar de posición, dado que no te la tendrás que estar acomodando.

Almohada viscoelástica de cuello: muchos compran esta almohada para irse de viaje y otros además la usan mientras están en el sofá viendo una película dado que evita que estén haciendo un sobreesfuerzo con el cuello para mantenerse erguidos o en una posición poco cómoda tensionando demás los músculos. Esta almohada viscoelástica de cuello se adapta al contorno de tu cuello, ayudándote a mantener la cabeza firme pero a la vez sobre una superficie mullida y placentera, lo que hará que disfrutes más tu viaje o película!

Almohada viscoelástica para cabeza y cuello: esta almohada es la que usaríamos regularmente para dormir en nuestra cama, con la característica que al ser viscoelástica abarcaría toda nuestra cabeza y cuello, ayudándonos a relajarnos para dormir y aliviando las tensiones de los nervios que tenemos en el cuello y la espalda alta por toda la rutina de nuestro día.

Una vez que pruebes está almohada viscoelástica ya no podrás dormir con las almohadas convencionales porque te parecerán o muy firmes o muy mullidas, además que deberás homogenizar el relleno dándole golpecitos antes de irte a dormir.

Otros tipos de almohadas que pueden interesarte

Almohada embarazo: no esperes a entrar al tercer trimestre de embarazo para tener una, no te arrepentirás y te ayudará a transitar el embarazo de una manera más relaja y confortable. Esta almohada al ser de forma alargada, es ideal para que la uses cuando duermes de lado, por lo que no solo te ayudará a sostener tu barriga, sino que también, al estar sobre una superficie firme pero mullida a la vez, le quitara muchísima presión a tu espalda baja, aliviando todas las tensiones propias de los nervios que se tensan por el peso de la barriga.

Almohada de viaje: ideal si sos de los que les gusta tomarse una siesta mientras viajan, ya sea en avión, coche o tren. Esta almohada de viaje te ayudará a relajarte hasta llegar a destino, porque se ajustará a la forma de tu cuello, ayudándote a aliviar las tensiones de este, logrando un sueño más relajado y reparador.

Almohada cervical:
si sos de los que se levantan con migrañas, debes tener si o si una almohada cervical, realmente notarás una diferencia desde el primer día, dado que especialistas han estudiado y dicho que el 40% de los dolores de cabeza o migraña se deben a tensiones cervicales. Esta almohada debido a su forma y densidad lo que hará es ayudarte a alinear tu espalda y cuello, quitándole toda la tensión a los nervios del cuello y de la espalda alta. No dejes pasar una noche más sin esta almohada, no te arrepentirás!

Almohada bebé:
¿quieres que tu bebe duerma toda la noche sin despertarse? Si eso es lo que quieres no dudes en comprarle una almohada bebe, esto lo ayudará a relajarse dado la forma y densidad que tiene este tipo de almohada. Vienen en distintos diseños y tamaños según los meses que tenga tu bebe y adaptándose también según el tamaño de su cabecita.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)