Almohada de viaje

La almohada de viaje no te puede faltar si sos de los que viajan en avión o coche y les gusta relajarse o tomarse una pequeña siesta hasta que arriban a destino. Una vez que tengas una almohada de viaje y veas lo relajante que és, no podrás viajar más sin ella!

Beneficios de tener una almohada de viaje

-Las almohadas de viaje por lógica son algo super fácil transportar, más allá de su tamaño estándar que cabe en cualquier mochila o maleta, están hechas con un material que permite ser apretado y doblado de manera tal que reduzca a la mitad su tamaño.

También la mayoría de las almohadas de viaje en sus extremos traen unas tiras que se abrochan, pudiendo colgarlas de la cinta de tu mochila o maleta, y así, no ocuparte espacio en el interior de esta para que puedas guardar mas ropa o lo que desees. Además, cuando quieras usarla no deberás estar buscando donde la haz metido, la tendrás a mano!

-Algo fabuloso de la almohada de viaje, es que además de doblarse como te contamos arriba, no pierde su forma, así que no debes preocuparte por apretarla mucho o guardarla doblada. Esto es así porque más allá del diseño o modelo que elijas, están hechas con un tipo de material de una densidad determinada, lo que hace que cuando quieras utilizar la almohada y los saques de la maleta, automáticamente vuelve a su forma original.

-El lavado es super práctico, si quieres puedes lavarla a mano con jabón para la ropa y luego centrifugarla para que no le quede agua en su interior y se forme hongo, pero sino, puedes lavarlas directamente en el lavarropa, procura que la temperatura sea de un máximo de 30 grados y sea un ciclo delicado, puedes usar tranquilamente el mismo jabón que utilizas para lavar tu ropa normalmente, no importa si tiene un poco de suavizante, esto ayudará a que te duré por mas tiempo tu almohada de viaje.

En cuanto al secado, lo conveniente es que de ser posible la escurras bien centrifugándola o en el escurre ropa, para asegurarte de haber sacado toda el agua y posible jabón del interior, luego, cuélgala al sol o en algún lugar donde corra viento para que se seque de manera natural como en una terraza y sino, con algún ventilador está perfecto, pero recuerda, no debe quedar nada de humedad antes de guardarla, evitará que se forme moho y hongos, sobre todo si no la usas cotidianamente.

-Algo muy importante a saber de la almohada de viaje es que están hechas con material hipoalergénico, esto es ideal para quienes tienen pieles sensibles, irritables o sufren de algún tipo de alergia. También hay algunas almohadas que están hechas con una tela que repele los ácaros, que son ideales si no viajas mucho y dejas la almohada guardada en algún armario o mochila por un tiempo hasta que sales de nuevo de viaje.

-La almohada de viaje no debe ser aburrida como las de antes que eran grises y todas con la misma forma. Hoy en día, si bien hay un tamaño que suele ser estándar, puede variar, habiendo además muchísimos diseños y modelos disponibles. No vas a saber cuál comprarte!

Almohada de viaje infantil

 

No solo los adultos podemos disfrutar de todos los beneficios de la almohada de viaje, también pueden hacerlo los niños. Hay almohadas de viajes específicamente creadas para bebes, infantes y niños. Adaptando el tamaño y la forma según la edad para que sea segura y además ayude a conciliar el sueño y relajarse. Vienen en muchísimos colores y diseños, hay de princesas, superhéroes, comics, animales y hasta figuras geométricas. Creemos que la almohada de viaje infantil hará una diferencia en el trayecto ya que los niños suelen dormir o necesitan relajarse porque están ansiosos por llegar y esta almohada les hará el viaje más ameno y confortante.

Otras almohadas super confortables

Almohada bebe: a todos los padres nos gusta que nuestro bebe duerma de corrido toda la noche o se levante lo menos posible, es por eso que la almohada de bebe ayuda mucho al sueño, dado que se almohada a la cabeza del bebe, haciendo que los nervios del cuello se relajen y adopten una forma natural, haciendo que el sueño sea más relajado y prolongado.

Almohada de cervical: es un antes y un después en nuestro despertar, nos ayuda a aliviar las tensiones del día que nuestro cuello y espalda alta cargan. Compuesta de un material con la densidad ideal para que la almohada cervical sea mullida y nos relajemos, pero a la vez con la firmeza justa para mantener nuestra cabeza y cuellos alineados, quitándole la presión a los nervios del cuello y la espalda. Pruébala y realmente notarás una diferencia en tu forma de dormir, no más migrañas ni contracturas.

Almohada embarazo: la mayoría de las embarazas compran esta almohada cuando entran en el tercer trimestre del embarazo dado que la panza les pesa más y no encuentran una posición cómoda para dormir. Con la almohada embarazo dormirás más relajada y cómoda, dado que se ajustará a la forma de tu barriga, ayudándote a conciliar el sueño y dormir mejor, dado que al soportar el peso de la misma, ayudará a aliviar las tensiones que se producen en la espalda baja a consecuencia del peso de la barriga. Es un antes y un después. No esperes a tu séptimo mes de embarazo para probar una y descansar bien desde el primer día.

Almohada viscoelástica: este tipo de almohadas se caracterizan por el material con el que están hechos, se trata de un material con una densidad determinada, la cual se adapta y ajusta a la zona del cuerpo donde se ponga la almohada viscoelástica. Estas almohadas no vienen de un solo tipo, vienen para cabeza y cuello, rodilla, barriga de embaraza y para bebés.

Lo que las hace únicas es la adaptación que tienen a la fisonomía del cuerpo ya que tienen “memoria” como se les llama, es decir, cuando no se usan, vuelven a su forma original y luego cuando te acuestas se amoldan a tu cuerpo, ayudando a sostenerlo y relajándolo por tu textura.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)